Propóleo: ¿cómo se toma?

La forma más fácil de usar y de encontrar en el mercado el propóleo, es en solución hidroalcohólica, que nos permite usarlo de varias maneras:

  • Por vía interna general: en tres tomas diarias, una media hora antes de las comidas, diluido en agua, infusiones, leche,etc. La dosis es variable (10 a 12 gotas).
  • Por vía interna local: gargarismos, inhalaciones, y lavados nasales y bucales. 

El propóleo no presenta ninguna contraindicación que pudiera restringir su uso. Únicamente se recomienda tomarlo con precaución la primera vez y observar si aparece algún tipo de alergía al producto.

 

Miel a domicilio en toda España